Iniciar sesión

Sunday, 31 March 2019 18:07

El Trabajo de mi vida

Written by

Se me ha propuesto que escriba un artículo para la asociación, y lo tengo que titular de alguna manera. He escogido éste título porque es una de las cosas que tengo claras en mi vida: el Trabajo de mi vida es despertar.
No recuerdo cuando empecé a preguntarme sobre el sentido de mi existencia, pero ya antes de empezar con el Trabajo me daba cuenta de que estábamos dormidos, yo me creía semidespierta y me preguntaba el porqué. Me lo preguntaba dormida, pero la pregunta nacía de un lugar profundo de mi que no dejaba espacio a las dudas, de una intuición de que había un estado mucho mejor al que ordinariamente yo vivía, y que a veces, de manera espontánea me había sobrevenido. Aún con esta especie de seguridad de que esto era así continuaba dormida, tenía problemas de entendimiento con mi familia, sobre todo con mi madre (que actualmente es la persona con la mejor me entiendo, y con la que me encuentro absolutamente libre aunque discutamos), con mis relaciones laborales, sobre todo con los grandes jefes, con mi relación de pareja…vamos, lo típico que le pasa a cualquiera cuando está sometido a un montón de presiones inconscientes desconocidas, que le llevan y le traen dando palos de ciego.

Sunday, 31 March 2019 18:01

Acerca de las leyes y su cumplimiento

Written by

Blay comentaba que la sociedad se regía por leyes distintas en función de su nivel evolutivo; y distinguía tres niveles de conciencia social: el que se basa en la Ley del mas Fuerte, el que se apoya en la Ley del Intercambio y el que se construye sobre la de la Ley del Amor.

La  Ley del más fuerte fue la hegemónica hasta la Revolución Francesa, la del Intercambio es la que estructura el actual Estado de Derecho y la Ley del Amor es por el momento una utopía que intuimos en una colectividad futura más evolucionada. No obstante, nuestra sociedad actual incluye muchas estructuras que se rigen todavía por la Ley de más Fuerte y presenta también algunas manifestaciones de la Ley del Amor.

Ejemplo del primer caso es la economía de mercado que gira en torno al beneficio y ejemplo de lo segundo las organizaciones que intentan paliar el desequilibrio que produce este sistema, marginando  a sectores de la población hasta el punto de hacer peligrar su subsistencia.

Friday, 01 March 2019 14:35

La visión de la política desde el Trabajo

Written by

Para cada persona el mundo es lo que ella piensa e imagina en relación a lo que entiende por mundo. Cuanto más pequeño y limitado es este mundo que imagina, más necesita que su representación sea cierta. Si lo único que vive como absolutamente real es su cuerpo y su forma de pensar, lo lógico es que se identifique con este cuerpo y con esta manera de pensar.
¿Pero qué pasa si se le hace la siguiente reflexión?: tu cuerpo es el resultado del código genético de tus padres que tú has cuidado más o menos; y tu manera de pensar es fruto de las ideas que te han metido en la cabeza de pequeño, ideas con las que estás más o menos de acuerdo.  ¿Qué has añadido personalmente tú a tu cuerpo?, ¿qué idea de la realidad has descubierto tú personalmente?

Thursday, 28 February 2019 19:03

Mi experiencia en el Trabajo

Written by

Todo comenzó hace unos 8 años en un viaje a Egipto que no olvidaré por los frutos personales que me ha aportado. En ese viaje recibimos el año 2011 y fue allí donde conocí a las que ahora son dos buenísimas amigas: María y Pilar y a ellas les debo el haber empezado este Trabajo. A partir de ese viaje fijamos nuestros encuentros en Madrid. En la primera cita vi una transformación en Pilar, la vi diferente, como una flor que había abierto sus pétalos y mostraba una fragancia especial e irradiaba mucha luz.  Me impresionó el cambio y le pregunté el porqué.

Me respondió que todo le iba mal y se carcajeaba, yo estaba atónita, ¿cómo es posible? Y me respondió que estaba haciendo un Trabajo que María le había recomendado y que ella había realizado durante años. Yo lo tuve clarísimo desde ese momento - ¡Anda, pues es eso lo que estoy buscando, que, aunque me vaya todo mal, yo esté bien!