Iniciar sesión

Mércores, 02 Marzo 2016 06:24

Escuchar la llamada

Written by  Olga Godia
Rate this item
(7 votes)

Mi vida está impregnada de cierta inquietud espiritual desde bien pequeña. No entendía muy bien el mundo externo de los mayores, y hallé un lugar seguro dentro de mí, donde había silencio y paz. Así lo vivía entonces.

En un momento de mi vida, surgió la llamada, esa llamada interior que te dice hacia qué dirección ir, y pasé muchos años, como muchos de nosotros, buscando, y me adentré en el Trabajo de la autorrealización. Fruto de este Trabajo, apareció una llamada hacia la plenitud y no la escuché, porque puse mil excusas para no aceptarla; que no estaba preparada, que no era el momento, que no tenía tiempo ni dinero. Era algo que requería esfuerzo, cambiar prioridades, algún sacrificio y el miedo estaba cargado de dudas, quejas, excusas y críticas. Mi miedo era confundirme, porque combinar enriquece, pero en exceso puede hacer que nos perdamos, hay que estar alerta con tanta oferta, que supuestamente te lleva a la plenitud; talleres, seminarios, cursos, terapias y que muchas veces lo que hace es confundirnos.

La vida se encargó de ir recordándomelo en diversos momentos mientras me dedicaba a hacer otras cosas que también formaban parte del camino, durante un par de años, hasta que ya no pude hacerme la sorda, la llamada sonaba repetidamente fuerte y tuve que sentarme en calma, escuchar, y habitar una profundidad infinita en mí, cuando pienso en ello no puedo evitar respirar hondo, “ensancharme”,  ya que aunque mi cuerpo me marca unos límites claros, estoy en contacto con algo que supera aquello que puedo ver, abarcar y sentir. Se trata de Escuchar, Aceptar y Entregarse. Y lo pongo en mayúsculas porque es algo grande, es una fuerza que te lleva, que actúa, que tiene las riendas en sus manos y que configura sentido y riqueza a nuestra vida.

Que nos atrevamos a hacer algo nuevo en nuestra vida, que traspasemos límites, que hagamos de nuestra vida algo estimulante y vivo, sólo depende de nosotros, de conectar con nuestro Ser. 

 

Read 8777 times Last modified on Mércores, 02 Marzo 2016 08:55

4 comments

  • Comment Link Mércores, 16 Marzo 2016 16:31 posted by olga

    Imanol, me hace feliz que mi experiencia resuene en ti. A veces, la mente racional empieza a analizar y justificar y no acabamos de hallarnos en ese silencio que nos habla con una certeza total. Una buena herramienta para ello, como muy bien sabes, es el yoga, cuyas enseñanzas nos llevan a la conciencia de lo real y que se complementan a la perfección con el Trabajo.
    Muchas gracias por comentar y compartir un trocito de ti.

  • Comment Link Mércores, 16 Marzo 2016 12:33 posted by Imanol

    Muchas gracias Olga por tu artículo, me he sentido muy identificado en esa llamada por descubrir el misterio de la vida que, de la misma manera que en tu caso, me ha empujado a buscar en muchas direcciones a la vez tal y como se relata en el libro del caballero de la armadura oxidada. Al final, como muy bien relatas, no cabe otra que sentarse en calma y escuchar.

  • Comment Link Martes, 08 Marzo 2016 09:40 posted by olga

    Grácias a ti Emi, por comentar y aportar. Tienes razón, queremos vivir cómodos, la verdad nos da miedo y “nuestros” límites nos llegan a gobernar. Cuando te das cuenta de esto, ves que la Entrega es la única vía; perderse para ganar, tener claro para quien se Trabaja, para el personaje o para el Ser. Escuchar y entregarte es ponerlo todo al servicio de algo que te supera, confiar y lanzarte con todas tus fuerzas.

  • Comment Link Luns, 07 Marzo 2016 11:25 posted by Emi

    Principalmente queremos vivir en un bienestar cómodo, no es fácil enfrentarnos a nosotros, por lo que podamos encontrar.Pero en el fondo sabemos que dar luz a nuestras sombras enriquece nuestras vidas y cuando ya tienes una llamada, ya es mucho, como para no seguirla, no hay vuelta atrás, más pronto o más tarde somos valientes y hacemos cuentas con nosotros mismos y así de esta forma tenemos vía libre para conectar, como bien dices, con nuestro Ser.
    Gracias Olga, me ha gustado tu artículo.

Login to post comments