Iniciar sesión

 

Pulsa para acceder al temario Pulsa sobre la imagen para acceder al temario.
Domenica, 30 Giugno 2019 19:43

Desarrollo del amor

Written by

Vemos de este modo que la inteligencia tiene su propio medio de desarrollo, pero que, al mismo tiempo, el desarrollo de la energía y la afectividad son dos pilares que ayudan también a que la inteligencia pueda funcionar mejor. Lo que hemos dicho hasta aquí son consignas operativas que de momento son suficientes.

No obstante, el problema que más frecuentemente se presenta en las personas es el problema de la inseguridad interior, de la tensión, de la angustia o de la soledad interior. Todo esto son diferentes aspectos de un único problema, que es el más común, el más general. Y este problema se resuelve trabajando no tan sólo el aspecto inteligencia, sino, paralelamente el aspecto energía y el aspecto amor.

Hablemos, pues, del aspecto amor.

Hace dos días hablaba con un amigo que no sabe si separarse, sobre la vida y lo que somos. Todo cambia, me decía, y lo que fue de una manera cuando me casé, ahora es de otra. Es verdad, pero me hizo reflexionar sobre mi vida y qué era lo que había permanecido. Hay algo en mí que no se ha modificado, le contesté: la demanda de sentido en esta existencia.

Recibí una educación religiosa. Un Sagrado Corazón sedente presidía el salón de mi casa desde que yo recuerdo. Mi padre me llevó a un colegio de jesuitas. De vuelta de algunos ejercicios espirituales, mi madre me preguntaba por los resultados. Yo no tenía una contestación clara, pero percibía que había algo más de lo que habitualmente vivimos, de lo que las relaciones humanas superficiales aportan. Lo tenía claro, pero lo vivía desde dentro y no encontraba palabras para transmitirlo, y las que me prestaba el catecismo me parecían insuficientes.

Domenica, 30 Giugno 2019 19:38

El Despertar, el Personaje y la inercia

Written by

Hemos nacido en una realidad física y mental que va progresando poco a poco desde el instinto hacia la conciencia. Progresa sobre todo porque, desde unas instancias más elevadas, se siembran periódicamente nuevos arquetipos que proponen una visión más profunda y holística de la realidad desde un nivel de conciencia superior que intuye y se acerca al Ser.

En este proceso debemos vencer un tropiezo monumental que es el personaje. El personaje es fruto de una alteración artificial de la mente que, en la práctica, desprecia a la persona y a su capacidad inherente de ver, amar y actuar en el mundo. Lo hace encargándole un objetivo: revestir una forma concreta de ser que, supuestamente, le ha de proporcionar identidad, fama y poder.

Por tanto, la persona no es ni vale nada de por sí: es, vale y puede en la medida que su entorno la reconoce.

Pagina 1 di 32