Autorrealización y Esfuerzo autorrealizacion.org_Antonio_Blay_ADCA

Autorrealización y Esfuerzo Destacado

Escrito por Ricardo Vidal

Últimamente, y también gracias a la facilidad de información de hoy en día, se ven charlas, conferencias y entrevistas a personas que han alcanzado una liberación interior; viven sin la identificación a un ego o personaje.

En general, y por lo que yo he podido ver, la idea central y siguiendo la línea filosófica del Advaita Vedanta, es la de que todo esfuerzo es producto del ego, que cuanto más nos esforzamos más nos alejamos de nuestro yo auténtico, la Vida es pura espontaneidad en el presente, y que la única manera de salir de nuestra esclavitud del ego es el darse cuenta de quien somos y de nuestras identificaciones.

Esta idea que comparto plenamente, puede llevar a un engaño, a un engaño que nos hacemos como ego o personaje: vivimos en un mundo de fantasía, de ensueño y en el cual, sino tenemos un enorme anhelo interior o bien, si la vida no nos castiga fuertemente, nos encanta este sueño, vivimos acomodados en el, no queremos salir de el, nos sentimos cómodos y como mucho hay un anhelo para realizarse en un lejano futuro, un ideal, una utopía.

Si además, se nos dice que todo esfuerzo es un alejamiento de mi mismo, que la realización es pura espontaneidad del Ser, ya tenemos la excusa perfecta para ir viviendo en mi película personal y no salirme de mi personaje; me digo a mi mismo que vivo la vida tal como viene, espontáneamente, y en realidad, lo único que hago es seguir un día y otro la mecanicidad establecida en mi subconsciente; y mecanicidad no es espontaneidad en el presente sino repetición inconsciente del pasado.

Es necesario para la mayoría de nosotros, un esfuerzo, constante, consciente y deliberado para superar y traspasar la cantidad de miedos y hábitos escondidos en nuestro subconsciente que nos esclavizan, y una vez estos hábitos sean vistos, la paz y realidad subyacente aparecerá, tal y como siempre ha estado y no habíamos visto.

Uno de los más grandes maestros y máximo exponente del Advaita Vedanta, Sri Nisargadatta Maharaj dice textualmente en su libro “Yo Soy Eso” (pág.243): “El propio acto de repetir, de luchar continuamente, de perseverar a pesar del aburrimiento, la desesperanza y la falta de convicción es realmente crucial. En si mismo no es importante, pero la sinceridad que lleva consigo es de la mayor importancia. Tiene que haber un empuje desde dentro, y un tirar desde fuera”.

El que “realmente” quiere algo, pone todos los medios a su alcance para conseguirlo; Es la Vida, la Conciencia o la Gracia de Dios que lo realiza.

No es criticable dejarse llevar y dejarse mecer por una vida de ensueño, de búsqueda de satisfacción y emociones, pero lo que es falso no puede perdurar y tarde o temprano algo no se ajustará a nuestras expectativas, y el sufrimiento aparecerá, lo cual es otra oportunidad, si aceptamos plenamente este sufrimiento, para profundizar e ir a un lugar donde las tormentas no llegan, como decía Blay: “Lo que no se aprende por discernimiento, se aprende por sufrimiento”, discernimiento que aparecerá en nosotros cuando pongamos toda nuestra alma en la Verdad; todo nuestro corazón, toda nuestra voluntad y toda nuestra conciencia.

Artículos ADCA
Visto 234 veces
Escrito por Ricardo Vidal
Valora este artículo
(4 votos)

5 comentarios

  • Enlace al Comentario Isabel Isabel Viernes, 31 Julio 2020 21:58

    La facilidad de información que citas es, ciertamente, una oportunidad para ampliar puntos de vista, matices e intercambiar experiencias, pero por otra parte también puede contribuir a nuestra dispersión por el alud de contenidos e, incluso a una interpretación de los mismos a la ligera.

    Gracias, Ricardo, por tu artículo! Dejas claro que la mecanicidad de lo que me gusta o me disgusta no tiene nada que ver con la espontaneidad y que la simplicidad del Ser sólo la encontramos tras profundizar y atravesar nuestros esquemas personales haciendo acopio de toda nuestra determinación y perseverancia.

  • Enlace al Comentario Rosalia Rosalia Jueves, 30 Julio 2020 08:58

    Hay que seguir haciendo un esfuerzo en cada istante para que no nos arrastre la mecanicidad. Con el trabajo y la costancia vas quitando esa identificación y tus esfuerzos van encaminados a buscar esa Verdad, a pesar que por el camino podemos quedarnos embobados en esos cantos de sirena, por eso agradezco tu artículo que me aclara y hace recordar los peligros . Gracias!!!

  • Enlace al Comentario Imanol Cueto Mendo Imanol Cueto Mendo Martes, 28 Julio 2020 15:47

    Totalmente de acuerdo con Ricardo; actualmente hay ciertas corrientes basadas en una máxima de “no esfuerzo” que en realidad se ajustan a una pseudo espontaneidad mecánica, como bien se apunta en el artículo. A veces se escuchan frases como: “yo hago lo que me nace” “yo fluyo con la vida” que, si bien son ciertas en su definición, se intuye que surgen de una zona vacía de desarrollo espiritual. A mi parecer hace falta muchísimo esfuerzo, constancia y dedicación para llegar a esa zona de “no esfuerzo Esencial”, pero tenemos toda la vida por delante y estoy convencido de que es posible.
    Gracias por el articulo Ricardo.

  • Enlace al Comentario Pilar Maria Pilar Maria Lunes, 27 Julio 2020 09:14

    Gracias Ricardo por tus palabras, en el congreso de hace dos años disfrutamos mucho con tu conferencia y tu taller. Este artículo demuestra las autotrampas que puede poner el personaje para justificar el seguir en la vida hipnótica, menos mal que la realidad se encarga de manifestar el antídoto, porque la frase de Blay creo que muchos la hemos vivido en propia carne cuando el discernimiento no culminó y empezó el sufrimiento. Gracias de nuevo.

  • Enlace al Comentario Rosa Rosa Domingo, 12 Julio 2020 11:18

    La espontaneidad la expresa el niño cuando todavía no está desconectado, y más adelante, si se ha logrado despertar la conciencia de unión con en el ser. En medio aparecen todos los velos de la identificación con lo aparente, la adicción que es el deseo de perpetuar la identificación, y la esclavitud que es quedar atrapado en el sueño de lo irreal. Solo cuando uno se da cuenta de que está dormido, de que está viviendo una falacia, puede despertar y actuar. Mantenerse conectado es lo que hace posible la espontaneidad, en la manifestación de las capacidades esenciales. Es una tarea que requiere esfuerzo, porque hay muchos cantos de sirena que nos invitan a dejarnos arrastrar en la diversificación de la periferia, que es la dirección contraria a la del centro. Cuando nos asentamos en lo permanente, también nos asentamos en la espontaneidad.

Inicia sesión para enviar comentarios