Emergencia planetaria

Escrito por

Tal vez, sea deformación profesional, pero en el ámbito sanitario la palabra emergencia es sinónimo de ¡a correr! Y eso de emergencia planetaria debería de dar mucho miedo pero parece que no asusta lo suficiente.

Nos hemos acostumbrado a oírlo como si fuera un murmullo que no va con nosotros. En nuestra defensa podemos alegar que nos tienen confundidos,  que unos dicen blanco y otros negro;  ¿pero de verdad que no vemos con nuestros propios ojos lo que está pasando?

Pues va siendo hora de que nos pongamos manos a la obra, esto si va con nosotros. Los últimos documentales empiezan a admitir tímidamente que el deshielo de los polos se está produciendo con mayor rapidez de lo previsto, los últimos estudios sobre desertización que se han hecho, ponen sobre la mesa parámetros que hasta ahora no se habían tenido en cuenta y pronostican que será mucho peor de lo que hasta ahora vaticinaban. Pero muchos de estos datos todavía no se admiten oficialmente. Con lo cual la emergencia resulta que es mucho mayor de lo que creemos.

La cumbre que se ha celebrado en Madrid, se está acabando como todas estas cumbres: fracaso total, nadie va a hacer nada, aparentes gestos de buena voluntad pero nada realmente práctico y capaz de detener el desastre que se avecina.

Desde la perspectiva del Trabajo espiritual aprendemos a “despertar” para ver la realidad; y la realidad es que estamos viviendo en un vertedero, no solo físico si no psicológico,  a los tres niveles: ideas que son mentira, emociones que son hipocresía  y acciones que no tienen consecuencias prácticas.  Despertar  es sentirnos uno  con el vecino, con los animales, con las plantas, con el agua, con el planeta y con el universo entero. Despertar es poner en marcha nuestra actitud positiva y estar presentes en esta existencia.

Es hora de comprometernos con el planeta, no lo harán los políticos, ni los empresarios. Implícate tú, no hace falta acometer grandes empresas. Nuestro ejemplo puede ayudar mucho al planeta: no utilicemos como excusa que el vecino no lo hace, ni que en otros países no quieren prestar atención a este problema. Muévete  tú, interésate por saber cómo se recicla, como puedes ahorrar energía o agua. Y ponlo en práctica.
Desde el Trabajo espiritual tenemos que llamar a hombres, mujeres, niños y niñas a que se tomen esto como un propósito personal, para que actúen como locomotoras que impulsen un proceso capaz de revertir esta situación.

Y tú, mujer, que tienes la capacidad de materializar cualquier utopía, eres esencial por tu experiencia en la lucha, en persistir en batallas aparentemente perdidas, en resistir ante lo que parece inevitable, en ser tenaz y saber hacer cuando el reto es la supervivencia. Se necesita mucha creatividad para eso y nosotras la tenemos.

Artículos ADCA
Visto 370 veces
Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

4 comentarios

  • Enlace al Comentario Imanol Imanol Sábado, 25 Enero 2020 18:41

    Ciertamente esto no es un simulacro, es una emergencia planetaria en toda regla y nosotros personas despiertas que vemos la realidad que se nos presenta, tenemos que dar un puñetazo encima de la mesa y pasar a la acción.

    Gracias M. Pilar.

  • Enlace al Comentario Isabel Isabel Miércoles, 15 Enero 2020 18:15

    Muchas gracias Pilar por tu artículo y por resaltar lo importante que es nuestra implicación y acción en el día a día, a banda de lo que hagan o no los estamentos pertinentes.
    Me parece una muy contundente y necesaria llamada a la movilización de todos nuestros potenciales para encarar y dar respuesta a la grave situación que estamos viviendo.

    Quería comentar que esta mañana en el programa “el matinal en TV3” le han realizado una entrevista al Sr. Marc Castellnous, jefe dels GRAF ( bomberos de Catalunya, Grupo de Actuación Forestal) que venía de actuar contra los graves incendios ocurridos en Australia para atender el problema surgido en la petroquímica de Tarragona.

    A continuación destaco las ideas principales de la entrevista, que me ha parecido muy oportuna e ilustradora del tema que nos ocupa:

    . Estos mega incendios que estamos padeciendo en los últimos años, llamados de 6ª generación, cada vez son más rápidos y agresivos y se dan como resultado del cambio climático. Éste está provocando bosques empobrecidos, estresados, enfermos.....Y, en respuesta, el bosque se está poniendo en marcha para adaptarse al cambio de las condiciones ambientales; de hecho, los bosques que ahora conocemos en una determinada latitud se están moviendo hacia zonas mas altas o más frías . En las zonas quemadas aparecerá vegetación adaptada a estas nuevas condiciones.

    Por lo tanto, lo que está ocurriendo, a raíz del cambio climático, es que el mundo se está transformando. ¡¡¡Por él no tenemos que padecer!!! Continuará...
    ¡¡El problema lo tenemos nosotros!! Y la cuestión es si somos realmente conscientes del futuro que nos espera a los humanos...y, en consecuencia, somos capaces de aplicar políticas acertadas para gestionar el paisaje.

    Es preciso ver el medio no como un decorado sino como el sitio donde vivimos, en el que se han de dar las condiciones para vivir. Este cambio de mentalidad se ha concretar, básicamente, en dos direcciones:

    . Reducir residuos y emisiones contaminantes, consecuencia de un consumo más responsable y equitativo y de reutilizar, cada vez más y mejor, los bienes que manejamos.

    . Invertir en una economía circular.
    Mantener la economía rural viva. Eso mantendría un paisaje rural activo.
    Entender que si un producto de proximidad, de la tierra, en principio es algo más caro, en realidad estamos invirtiendo en asegurar la capacidad de vivir en el territorio.

    En un momento de la entrevista, la presentadora pregunta sobre lo que están haciendo las instituciones para solventar el tema...y éste señor le contesta: “¿y usted, que está haciendo? Porque es un problema de cada uno de nosotros. De la sociedad en general “

    Gracias de nuevo!!

  • Enlace al Comentario Rosa Rosa Lunes, 13 Enero 2020 17:14

    Amo al planeta de forma entrañable. Me ha regalado mucha belleza y alimento. Todos mis sentidos se deleitan en este ser vivo que me acoge y me sostiene. Quiero tratarle con mis mejores cuidados. Estoy muy atenta a cualquier cosa que le pueda perjudicar

  • Enlace al Comentario leire leire Domingo, 05 Enero 2020 09:36

    Me alegro mucho de que saques este tema Pilar, pues es vital que tomemos conciencia de la importancia de nuestra implicación activa en el mismo. Gota a gota, pasito a paso es como se puede revertir la situación. El planeta es un regalo de valor incalculable que Dios nos está permitiendo disfrutar y como tal, tenemos la responsabilidad personal y colectiva de cuidarlo. Además se trata de una tarea urgente, que no puede esperar más.

Inicia sesión para enviar comentarios